Todos los días, podés subirte al bus amarillo o al bus rojo y recorrer Buenos Aires en dos circuitos diferentes con los que vas a aprovechar al máximo tu tiempo en la Ciudad.

Este servicio tiene la modalidad hop-on hop-off, que permite que, dentro de la duración de tu ticket -hay pases de 24 o de 48 horas-, desciendas y vuelvas a subir tantas veces como desees y en cualquiera de las paradas.

Los buses pasan cada 30 minutos y los paseos duran aproximadamente unas 3 horas. Te van a llevar por las zonas más emblemáticas de Buenos Aires y, algo fundamental es que al subir, vas a recibir un par de auriculares a través de los que podrás seguir una audioguía (disponible en español, inglés, francés, alemán, portugués, italiano, chino, japonés y ruso). Eso hará que conozcas los detalles y curiosidades de cada atractivo.

 

Preparate para sacar las mejores imágenes del corazón de Buenos Aires, con vistas panorámicas de lugares históricos y espacios culturales. También, para llevarte una gran experiencia de barrios únicos. Además, estos vehículos cuidan el medioambiente: funcionan solamente con biodiesel.

Algunos de los puntos que vas a poder conocer son la Plaza Congreso, la Avenida de Mayo, el Paseo de la Historieta, San Telmo, la Bombonera, La Boca y Caminito, Costanera Sur, Puerto Madero, Galerías Pacífico, Plaza San Martín, Parque Thays y la Floralis Genérica, el MALBA, el Planetario, el Monumento de los Españoles y el Museo de Bellas Artes.

 

Los autobuses de dos pisos son bastantes comunes en todo el y pueden transportar 65 pasajeros sentados y 30 de pie. Su longitud está comprendida entre 9,5 y 10,9 metros, y su altura es de 4,38 metros. Se crearon para poder transportar un mayor número de pasajeros para no tener que exceder los límites legales sobre la longitud de los vehículos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 1 =